30 años difundiendo en los medios de todo el país.
Espectáculos. Música. Teatro. Libros.
Prensa personalizada.

Eme Eme Editorial: editorial independiente para escritores emergentes.
Corrección, diseño, impresión y difusión.
Consultar por tiradas pequeñas.

Contratación de espectáculos.

mmprensa@gmail.com

(011) 15 6483 1820





20180107

Casi Todo Tango...Toda buena música


Un espacio sonoro para melómanos y amantes de la buena música.

Un lugar en común que escapa del lugar común.

Lo que permanece desde siempre sin ser lo de siempre.

Lo bueno de lo nuevo.

Casi Todo Tango...Toda buena música.














20171230

Paz, amor y salud, para todos


Que el 2018 nos descubra unidos y no dominados.
Con la fe y la esperanza intactas.
Que nada ni nadie nos quite la fuerza 
para luchar por lo que creemos justo.

Un fuerte abrazo a todos.

Paz. Amor. Salud!

MMprensa


20171229

Alejandro Medina. La maldita máquina de matar. En el Gran Rivadavia 23-12-2017. Héroes del Rock Nacional

Escuchalo acá. Alejandro Medina. La maldita máquina de matar

"...Tengo que derretir esa máquina de matar
Tengo que destruir esa maldita máquina de matar 
Para que nunca más vuelva a destruir
lo que hacemos con amor..."

Alejandro Medina en el Teatro Gran Rivadavia 
el sábado 23 de diciembre de 2017
Héroes del Rock Nacional

vídeo:mmprensa


Alejandro Medina -18 de diciembre 2017- (Foto: MMprensa)

20171221

El Reloj: Frezza y Zabala, en El Mediodía de del Plata, con Carlos Polimeni en AM 1030, el 21-12-2107


Escuchá el audio, acá.

El jueves 21 de diciembre, los integrantes de la banda de rock sinfónico de los 70, El Reloj: Eduardo Frezza y Osvaldo Zabala, estuvieron con Carlos Polimeni en El mediodía de del Plata, AM 1030, radio del Plata.

Osvaldo Zabala, Carlos Polimeni y Eduardo Frezza en El mediodía de del Plata

Página 12- 21 de diciembre 2017. Héroes del Rock Nacional

La nota completa, aquí





Arranca hoy el festival Héroes del Rock Nacional
“Cuando el rock se transformó en negocio perdió su esencia”
En dos jornadas, pasarán por el teatro Gran Rivadavia dos ex Vox Dei (Willy Quiroga y Ricardo Soulé), un ex Manal (Alejandro Medina), Alma y Vida, la mitad de El Reloj (Eduardo Frezza + Osvaldo Zabala), el grupo de rockabilly Pelvis y la banda de hard rock Reina Bohemia.

Por Cristian Vitale

"Los medios masivos no nos dan el lugar que tendríamos que tener", dicen los músicos que formarán parte de Héroes del Rock Nacional (Imagen: Dafne Gentinetta

Una buena porción de la plana mayor del rock argentino histórico –más un par de nuevos muchachos– confluirá hoy y el sábado en el teatro Gran Rivadavia bajo un fin: activar dos jornadas de rock and roll modelo ‘60 y ‘70. “Lo especial de esa noche será, precisamente, poder tocar”, ironiza Ricardo Soulé, uno de los protagonistas principales del convite. El guitarrista, compositor y cantante de Vox Dei incluye en su crítica la escasez de lugares para presentarse, contrastándola con la oportunidad que tendrá en la primera noche. La misma que mostrará el rockabilly de Pelvis y el jazz-rock de otra banda pionera, Alma y Vida. Bernardo Baraj y Juan Barrueco, dupla central de los creadores de “Salven a Sebastián”, son un poco más específicos al anticipar de qué irá el repertorio. “Haremos un armado compacto que resumirá algunos clásicos y algo nuevo”, prevé Baraj, saxofonista de la agrupación originada en 1970. Y Barrueco, el guitarrista, redondea la idea: “En nuestros shows siempre hacemos temas que han quedado en la memoria del público porque éste los pide, pero también temas nuevos, más relacionados con lo instrumental”. Es un buen anticipo de la primera noche del festival, cuyo nombre interpela fuerte al imaginario: Héroes del Rock Nacional. 


El sábado, en tanto, el teatro de Rivadavia al 8600 le abrirá su puerta grande al ex Manal Alejandro Medina, a la mitad de El Reloj (Eduardo Frezza + Osvaldo Zabala), a otro Vox Dei (Willy Quiroga) y a la banda de hardrock Reina Bohemia. Cada cual con su plan, lógico. Mientras Quiroga lo mantiene en clave de enigma, Frezza promete temas de los dos primeros discos de El Reloj (Cronología I y II), y Zabala –guitarrista histórico– cuela la intención de hacer alguna canción de Maximiliano, su hijo baterista. Por su parte, Alejandro Medina prevé lo de siempre: temas de Manal, La Pesada y Aeroblus (“bandas a las que siempre le rindo homenaje”, refrenda), más piezas de su cosecha con la Medinight Band. “Está bueno que aparezca este tipo de eventos porque la verdad es que, pese a ser pioneros, no nos consideran. Es fácil deducir que este movimiento sin nosotros no existiría, pero cuando el rock se transformó en negocio perdió su esencia, que era que los jóvenes tuvieran una música propia a través de la cual pudieran identificarse con las nuevas melodías, pero sobre todo con las letras”, se planta el enorme bajista argentino.


–¿Qué opina el resto acerca de esta especie de “apartheid” que plantea Medina?

Osvaldo Zabala: –Creo que los medios masivos no nos dan el lugar que tendríamos que tener.

Ricardo Soulé: –Y esto pasa porque los monopolios se vienen anunciando desde hace décadas y solo buscan el beneficio de unos pocos, arrastrando a muchos a la miseria material. El rock de hoy carece de una propuesta filosófica, por eso los formatos de súper producciones, de niveles artísticos lamentables, empujan a decenas de miles de personas a utilizar el celular como actividad principal. Hablo de las marcas que se convierten en patrocinadoras de esos fiascos artísticos que son los mega festivales. A esto hay que sumarle el consumo de ciertos productos, propios de una pseudo moda que serán cambiados por otros al día siguiente, de manera caprichosa. 

Eduardo Frezza: –Sí, la maquinaria comercial del rock ha resentido mucho la onda musical de los comienzos. Ha marginado a muchos músicos y bandas, que se vieron obligados a elegir caminos independientes

Bernardo Baraj: –Acuerdo en general, pero básicamente creo que pasa esto porque lo que se propone desde la industria musical es lo fácil, lo vendible y lo descartable. A la vez, estoy seguro de que hay cantidad de jóvenes músicos con talento intentando hacer de su propuesta un hecho artístico.


Willy Quiroga: –Siempre hay un “sí, pero”. Yo me pregunto: ¿qué tal si comenzamos a fomentar nuestra incipiente industria musical, en vez de seguir acrecentado otras que ya están súper desarrolladas y que no necesitan desesperadamente de nuestro aliento? No nos propongamos construir un bunker, necesitamos estar en contacto con el mundo. La realidad es que el mundo no está en contacto con nosotros por la sencilla razón de que no nos conoce. Entonces, lo que pienso es que debemos empezar a invertir en montar espectáculos dignos, para construir una industria musical que pueda expandirse y ser reconocida mundialmente. Material no nos falta, me consta. Hay todo un campo virgen para quien sepa ver en función de futuro. Lo otro carece de gracia, es lo fácil. 

–Qué le pongan al encuentro Héroes del Rock Nacional los interpela necesaria y directamente. Faltaría que especifiquen en qué sentido.


B. B.: –Bueno, en mi caso leo el nombre del festival como un título que puede resultar atractivo desde un sentido publicitario, pero si me pongo a hilar fino creo que la mayoría de los habitantes de nuestro país somos héroes.

R. S.: –En cierto sentido sí, porque el descalabro moral de los sectores políticos y de las instituciones en general llevan al pueblo a poner los ojos y sus esperanzas en personajes heroicos, míticos. No es poco común que se dirijan a los músicos de la primera época con el calificativo de próceres. Y sí, el título del concierto pinta de cuerpo entero los tiempos que vivimos.

J. B.: –Creo que utilizar la palabra “héroes” suena como si viniéramos de una guerra. A mi entender, y para redondear la idea del festival, reemplazaría la palabra “héroes” por “pioneros”.

R. S.: –A ver, para ser considerado un héroe se deben reunir condiciones inherentes a una gran moral, a la valentía para enfrentar momentos de extrema adversidad, a tener componentes muy marcados de desprendimiento materialista y sobre todo a no abandonar las premisa indispensable de buscar el bien común, algo que corresponde a los pensamientos filosóficos del protorock.

O. Z.: –A mí me parece justo y preciso el título, porque la época en que las bandas que nosotros representamos estaban vigentes era realmente heroica. A su vez, pienso que la palabra “héroe” es abarcativa: héroe fue San Martín, nosotros más bien somos referentes e iniciadores, en una época que sí fue heroica.

A. M.: –Somos héroes porque resistimos cinco décadas tocando, además.

“A mí me parece un nombre de lo más adecuado”, sostiene Quiroga, acerca del epopéyico título del festival. “Lo siento así porque a todos nosotros nos tocó empezar un nuevo movimiento de rock en esa argentina de los ‘60, llena de prejuicios y bajo un gobierno militar que siempre fue muy duro. Además, porque tuvimos que luchar contra el prejuicio que imperaba en aquella época, y contra todo lo que fuera innovador. Por suerte, ninguno se arredró y continuamos adelante, los músicos y también toda la gente que nos apoyó y nos impulsó a superar barreras. Esto lo digo en nombre de todos los que fundaron este movimiento, que hoy es tan multitudinario”, señala el bajista, cantante y compositor, que originó Vox Dei allá por 1967, junto a Soulé, Juan Carlos Godoy y Rubén Basoalto. Por su parte, Frezza –que hizo lo propio con El Reloj junto a Willy Gardi, en Rosario– adhiere a la asociación entre el significado de la palabra héroe y ellos, los pioneros. “Hicimos lo que hicimos en momentos muy duros, dictatoriales. Incluso hubo muchos de nosotros que tuvieron que sobrevivir fuera del país por decir verdades en sus canciones. En este sentido, no suena mal lo de héroes”. 

–¿Y lo de rock nacional? Ya es una mayoría la que piensa que habría que sacar eso de “nacional” definitivamente.

B. B.: –Si se lo llamara sólo rock, estaría bien.

O. Z.: –A mí no me parece mal que le digan rock nacional porque, si vamos al caso, y a pesar de tener influencia de otros lados, el rock de acá es rock nacional.

R. S.: –A mí tampoco, porque con el calificativo de nacional se busca la diferenciación de toda la caterva de músicos extranjeros que bloquea el panorama musical argentino y perjudica al crecimiento de nuestra cultura y, por extensión, de nuestra industria nacional.

A. M.: –Yo sostengo que es rock argentino, sembrado acá. Como soy argentino, es rock argentino.

W. Q.: –Adhiero a Alejandro. Pienso que en realidad debería llamarse rock argentino, porque imagino que cada país latino parlante tiene su propio rock nacional, ¿no?

–Hay dos posturas respecto de los músicos de la generación de ustedes respecto del “hacer rock”. Están los que sostienen que hay un abismo entre el rock actual y el que hicieron ustedes cuando todo era –casi– nada al principio, y los que se alejan de esa mirada. ¿En qué línea se ubican?

J. B.: –Ese supuesto abismo depende de cada grupo. Hay bandas actuales que tienen originalidad porque toman cosas de la música nacional, es decir de nuestras raíces, del tango y del folklore. O, como en el caso de los uruguayos, del candombe. En general, nos sorprende para bien el nivel musical de algunos grupos de hoy.

R. S.: –Ambas formas, pasado y presente, refieren a dos siglos distintos en los que los planteos sociales no son aplicables ni en uno ni en otro sentido. Cualquier movimiento cultural está compuesto por los artistas y pensadores que generan las obras, y por un público que comparte y apoya.

O. Z.: –No creo que haya un abismo entre aquel entonces y ahora. O, en todo caso, ese abismo lo provocan la gente, los medios, el ambiente y el monopolio que hay dentro de la música. El rock no tiene abismos, creo que la música no tiene brechas ni épocas.

A. M.: –No es un abismo, simplemente la promoción que reciben los mega festivales, sobre todo los extranjeros, a los que los medios y los auspiciantes le dan todo su apoyo. No pasa lo mismo con nosotros porque dependemos de la autogestión. Lo que es cierto es que a todos –hijos, abuelos y nietos– les interesa escuchar la música de las raíces de este movimiento.

E. F.: –Son tiempos, épocas y estados sociales diferentes. En los ’70, el rock giraba dentro de la bohemia, la poesía y de alguna forma de búsqueda interna más espiritual. Ahora, con tantos cambios de acontecimientos en la Argentina, todo se volcó a lo social, y esto tuvo su repercusión en el rock actual. Más que abismo, lo consideraría una transformación multifacética.

W. Q.: –Además, la diferencia no la marcamos nosotros sino el transcurrir del tiempo que, a pesar nuestro, avanza y muta continuamente de piel. Hoy los parámetros son distintos. Aquel mundo de “Power to the People” o “Give Peace a Chance” ha quedado en el pasado. Igual, estas son cosas que me resultan bastante normales, porque simplemente me doy cuenta de que el mundo y la humanidad funciona de esa manera… cambian segundo a segundo. La realidad no se preocupa si estamos en desacuerdo con ella o no.











Diario Clarín 21 diciembre 2017- Héroes del Rock Nacional


20171220

Víctor Hugo Morales recomienda Héroes del Rock Nacional, 21 y 23 de diciembre, en el Teatro Gran Rivadava.



Escuchá acá el audio del lunes 18 de diciembre de 2017


Escuchá acá el audio del martes 19 de diciembre de 2017


Escuchá el audio del miércoles 20 de diciembre de 2017


Escuchá acá el audio del jueves 21 de diciembre de 2017



Alejandro Medina con Juan Acosta en Radio Nacional Rock, el lunes 12-12-17


Escuchá el audio, acá

Alejandro Medina en charla telefónica con Juan Acosta, en radio Nacional Rock FM 93.7, anunciando su próximo show junto a La Medinight Band y a La Lola Medina, en Héroes del Rock Nacional, el sábado 23 de diciembre a las 21, en el Teatro Gran Rivadavia, junto a Willy Quiroga (Vox Dei), El Reloj y Reina Bohemia.

Alejandro Medina (Foto: MMprensa)

20171219

Alma y Vida: Carlos Villalba y Juan Barrueco, con Carlos Polimeni en Radio del Plata, el 19-12-2017



Escuchá acá el audio


El martes 19 de diciembre, Carlos Villalba y Juan Barrueco, integrantes de Alma y Vida, estuvieron  con Carlos Polimeni en El mediodía de del Plata, AM 1030, Radio del Plata.


Alma y Vida: Carlos Villaba y Juan Barrueco con Carlos Poliimeni.




20171217

Diario Popular, domingo 17 de diciembre 2017. Héroes del Rock en el Gran Rivadavia

Tapa espectáculos

Página 8 Espectáculos
En las fotos: Ricardo Soulé. Eduardo Frezza (El Reloj) Carlos Mellino (Alma y Vida)

20171216

Diario Crónica. Sábado 16 de diciembre 2017


Héroes del Rock Nacional. Audio completo del programa "Rock que me hiciste bien" con Miguel Grinberg, el 16/12/17

Entrá acá y escuchá el audio completo del programa 16-12-2017



Todos en el estudio.
(Izq. a der.) Reina Bohemia, Ronny Bar (Pelvis), Jorge Rodriguez, Gustavo Lutteral, Juan Barrueco, Carlos Villalba, Alejandro Medina, Miguel Grinberg, Bernardo Baraj, Eduardo Frezza y Osvaldo Zabala. (Foto: Litte Graziano)

Los Héroes del Rock en "Rock que me hiciste bien" con Miguel Grinberg-Radio Nacional AM 870- 16-12-17

Alma y Vida: Bernardo Baraj, Carlos Villalba y Juan Barrueco
El Reloj: Eduardo Frezza y Osvaldo Zabala
con Miguel Grinberg (Foto: MMprensa)

Eduardo Frezza y Osvaldo Zabala (El Reloj), Litte Graziano (Litte Artística), con Miguel Grinberg
(Foto: MMprensa)


Carlos Villalba, Bernardo Baraj y Juan Barrueco en Radio Nacional (Foto: MMprensa)


Alejandro Medina en Radio Nacional (Foto: MMprensa)

Alejandro Medina en Radio Nacional (Foto: MMprensa)

 Alejandro Medina en vivo, en Rock que me hiciste bien, con Miguel Grinberg (Foto: MMprensa)


 Alejandro Medina en vivo, en Rock que me hiciste bien, con Miguel Grinberg (Foto: MMprensa)

 Alejandro Medina en vivo, en Rock que me hiciste bien, con Miguel Grinberg (Foto: MMprensa)

Ronny Bar (Pelvis) en Radio Nacional (Foto: MMprensa)

Reina Bohemia en el estudio de Radio Nacional, con Miguel Grinberg (Foto: MMprensa)

20171215

El Reloj (Frezza-Zabala) y Reina Bohemia, en CM Canal de la Música- Jueves 14 diciembre 2017

El Reloj (Frezza-Zabala) en vivo, en CM

El Reloj (Frezza-Zabala) en vivo, en CM

El Reloj (Frezza-Zabala) en vivo, en CM, con "Carucha" Podestá

El Reloj (Frezza-Zabala) en vivo, en CM







Reina Bohemia con el groso de "Carucha" Podestá

Reina Bohemia y Osvaldo Zabala en CM


Reina Bohemia en CM

Alejandro Medina y La Lola Medina con Carlos Polimeni en Radio del Plata, el 14-12-2017

Escuchá acá el audio.


El jueves 14 de diciembre, Alejandro Medina y La Lola Medina estuvieron con Carlos Polimeni en El Mediodía de del Plata, AM 1030 Radio del Plata.

Alejandro Medina y La Lola Medina con Carlos Polimeni

Willy Quiroga -Vox Dei- con Carlos Polimeni en Radio del Plata, el 12-12-2017



Escuchá acá el audio


El martes 12 de diciembre Willy Quiroga- Vox Dei-, estuvo con Carlos Polimeni en El mediodía de del Plata, AM 1030, Radio del Plata



Willy Quiroga con Carlos Polimeni

20170531

Ana Gauna encenderá el Fuego Violeta


Voz suave, pelo lacio, ojos saltones y una postura femenina ante el micrófono demuestran los rasgos más visibles de su personalidad. Acompañada por letras pegadizas y los aires de su querida Viedma, Ana Gauna llegó a Buenos Aires en busca de escenarios donde brillar. 
La primera cita será en Makena (Fitz Roy 1519), el 16 de junio a las 21, y el pilar debutante de su carrera como solista ya tiene nombre: Fuego Violeta.

Después de un año de trabajo en los estudios Kombucha Records, el primer disco EP de la cantante y compositora, disponible en Spotify y iTunes, será presentado en el barrio de Palermo junto a Sebastián Droszler en bajos y coros, Luciano Maiorana en guitarra eléctrica, Genaro Collado en teclados y Simón Gauna en batería.

El álbum cuenta con seis canciones, que logró realizar gracias a la producción de Sebastián Droszler, con quien además trabajó los arreglos y algunas composiciones del mismo, entre lo que se destacan Me enamoré y Viento del Sur. El trabajo contiene variedad de ritmos y estilos. Un viaje que tendrá pop alternativo, balada de rock, country y soul. Presentará además el videoclip de Fuerte, una de las grandes apuestas. 


Ana Gauna nació en la Patagonia, rodeada de ríos, mar y un paisaje inspirador. Dio sus primeros pasos con una focalización en la guitarra y el canto. Participó en coros y formó algunas bandas ante de forjar su carrera como solista.

En 2013, un año clave para su carrera, hizo su aparición con 4 sencillos. Entre las canciones se encontraba su hit Río, que la posicionó como finalista de la región porteña en el famoso concurso nacional de bandas Camino a Abbey Road.

Una de las particularidades que tendrá la noche de Makena el 16 de junio se dará por un lazo filial. Ana Gauna y banda se presentará junto a Tercer Track, que tiene en bajo y voz a Didi Gauna, padre de la cantautora. Se espera una noche prometedora y cargada.  En Fitz Roy 1519, se encenderá el Fuego Violeta.




Viernes 16 de junio, 21:00 hs. - Makena en Vivo 
Fitz Roy 1519-CABA-Buenos Aires AR















Prensa- Patricio Barrio patriciobarrio9@gmail.com/ 15-6264-1695 



El regreso de Mario Cárdenas

Dice Antón Chéjov que nunca se debe mentir. Que el arte tiene la particular grandeza de no tolerar la mentira. Que se puede mentir en el amor, en la política, en la medicina. Que se puede engañar a la gente y hasta a Dios. Pero lo que no se puede hacer en el arte, es mentir.
Son muchos los artistas que cumplen esta ley a rajatabla y no porque se lo propongan, tal vez si así lo hiciesen el resultado no sería el mismo. La cosa se da en ese instante mágico en que el artista deja de ser la persona que es para transformarse en su propia creación. Es cuando uno, simple espectador, se olvida de la persona y ve solo al personaje con la belleza que proporciona el sentirlo de verdad.
Y eso sucede cuando Mario Cárdenas aparece en escena. Uno ve al cantor que vuelve después de muchos años de exilio a reencontrarse con su público. Mario Cárdenas habla, cuenta historias, explica, dice, toca el bandoneón. Y canta. Acompañado en el piano por otros dos artistas que se turnan según la ocasión: Víctor Simón o Federico Mizrahi. Se lucen. Como se luce el cantor de tangos medio herido, con su joroba y su renguera. Ya no importa quién es el actor. Entonces, el tiempo se detiene y uno se entrega. Solo después, cuando el aplauso lo despabila y lo devuelve a la realidad, aparece Luis Longhi, actor, escritor, bandoneonista, creador de este entrañable personaje. Y es ahí cuando dan ganas de acercarse, mirarlo de cerca, abrazarlo fuerte y agradecerle por toda esa ternura.


El regreso de Mario Cárdenas se puede disfrutar los miércoles desde las 21:15, 
con las exquisiteces del lugar y la participación especial de la joven y talentosa 
Evita Rodriguez

en Pista Urbana, Chacabuco 874, San Telmo, Caba, Buenos Aires. AR. 

Conviene reservar: (011) 4361 3015


Ph: Nico Glenny




20160505

"Letras en música" taller literario aplicado a la canción, a cargo de Carlos Piano. Comienzo: jueves 5 de mayo 2016

"Letras en música" es el título del taller literario aplicado al género musical de la canción que coordinará Carlos Piano a partir del jueves 5 de mayo a las 18 hs. en Garabombo Casa Cultural. 
Pje. Revol 16. Paseo de las Artes. Córdoba
Buenos Aires. Argentina


El cupo es limitado.
Hay mas horarios disponibles hasta completar los grupos.

 
Consultas por inbox en este link




20160502

"Carlos Piano, un bajo en la noche", por Rafaél Eléazar Ulloa, crítico de arte, 2 de mayo 2016. Córdoba.AR


Carlos Piano, un bajo en la noche





Córdoba, abril de 2016


El destino, de quienes han aceptado su destino, es inevitablemente el éxito, y esto es así porque si hay algo deseable en esta vida, es ser quién uno ha soñado ser. Luego las circunstancias pueden variar; algunos atan el éxito del artista al reconocimiento público, o bien asocian el concepto de “artista exitoso” al dinero, a los shows de concurrencias multitudinarias, a un estilo de vida híper-lujoso, o a comportamientos extravagantes o excéntricos, o bien simplemente se fían de la fantasía que ellos mismos edifican, pero repito, estas circunstancias son todas variables y relativas, y en tanto el supuesto éxito dependa de éstas cualidades, no será una circunstancia real, ni el resultado de una trabajo sistemático. Dicho de otro modo, estas circunstancias pueden estar o no, pero lo que nunca podrán hacer es darle sustancia al creador, al compositor, al intérprete, o en definitiva al artista.

Por otro lado está más que comprobado que una vida nómade, ruda y despojada estimula debidamente el deseo de reflexionar acerca de aquello que la comodidad y la habitualidad se encargan de camuflar. Los pintores impresionistas, por ejemplo, sabían de esto y para el artista, independientemente de la disciplina que ejerza, vulnerar las fronteras de lo cotidiano es indispensable, o de lo contrario su razón de ser será arrojada brutalmente al cesto de la basura de los lugares comunes y eso es inaceptable para quiénes entendemos que el arte es aquel laberinto cuya salida, de ser encontrada, solo provocará el irresistible deseo de otra vez desandar el camino de lo nuevo. En síntesis, un hombre o una mujer en el escenario, son la mismísima existencia, pensándose a sí misma.

Éstas dos reflexiones anteriores a titulo introductorio vienen a colación de que hubo, hay, y habrá miles de artistas circulando soterradamente, viviendo en el underground y su obra se habrá extraviado irremediablemente de no mediar la mágica aparición de una billetera gorda con contactos influyentes, pero ni por asomo, esto quiere decir que la contribución de éstas páginas, destinadas al anonimato, no sean de un valor incalculable y que el destino nos haya privado injustamente a todos de conocerlas y disfrutarlas.

El sábado 2 de abril próximo pasado estuvimos en uno de los tantos conciertos urbanos de Carlos Piano, quién nunca dejó de tocar en los últimos 40 años, y este detalle ya es para tener en cuenta.

Lleva para sus amigos (y esto es una infidencia) el curioso y tierno apelativo de “Tiro Loco”, como el viejo dibujito animado de Hanna-Barbera. Es el mismo guitarrista y cantante que en los glamorosos `80 formara parte de un dúo inolvidable (para los memoriosos cordobeses de café concert) con la cantante, hoy radicada en Madrid, Claudia Maté.

Desde la butaca uno comprueba que se trata de un solista en todo el sentido de la palabra. Es difícil imaginarse a Piano con otro músico, aunque solo se tratase de una percusión de referencia. La cohesión entre los dedos, las cuerdas y la voz son una verdadera fortaleza atravesada por todo tipo de colores: los abrasadores calores cariocas, el murmullo de los tantos arroyos del delta del Tigre, el otoño de El Pueblito, los atardeceres porteños, los recuerdos de La Falda, el “Mal del Sauce” (un mal que se lleva en la sangre como un estigma familiar o que se adquiere simplemente por estar sentado debajo de un sauce contemplando el río)

Otro detalle a tener en cuenta es su voz de bajo, y es que no es frecuente cruzarse con un cantautor con este registro. Se podría decir que son los menos porque son voces más bien que profesan en las filas de los coros o bien son cantantes de orquestas (Edmundo Rivero, Goyeneche, Jorge Sobral, etc) o están por excelencia asignados al rol severo y grave de la ópera como el Sócrates de “L'incoronazione di Poppea” de Claudio Monteverdi, tan solo por mencionar un caso. En la vertiente de los denominados cantautores se me vienen tan sólo un par a la mente: el uruguayo Alfredo Zitarrosa (Montevideo, 10 de marzo de 1936 - 17 de enero de 1989) y José Larralde (José Teodoro Larralde Saad, conocido también como "El Pampa", Huanguelén, 22 de octubre de 1937) sin que se agote aquí la nómina por supuesto, lo que se agota es mi conocimiento al respecto. Otro caso que se me viene a la memoria es el de Javier Martínez, pero automáticamente quedamos fuera de la categoría ya que se trata de un compositor exquisito pero que se expresaba a través de un trío eléctrico, Manal. Este timbre se suma a lo dicho anteriormente como un elemento más de los que se conjugan en el estilo compositivo de Carlos Piano.

También está muy presente en su obra la maravillosa escuela del Tropicalismo creada por Caetano Veloso, Milton Nascimento, Chico Buarque, Gilberto Gil, Gal Costa, Tom Zé, Os Mutantes, Nara Leão y Rogerio Duprat. Este rasgo es producto de su temprana estadía en Brasil allá por los ´70 cuando la cosa con los militares no daba para quedarse “a ver qué pasaba”. Desde el aspecto melódico hasta sus interesantes canciones fusionadas con aires de milonga (como por ejemplo “El arroyo Espera”) la mencionada escuela está presente. Como una confirmación de lo expresado, esa noche el cantautor mixturó convenientemente sus canciones con algunos clásicos de la MPB (música popular brasileña), todos impecablemente interpretados y fue en este momento del show en el que notamos alguna debilidad por Chico Buarque, sin ignorar que el bouquet de su perfil como cantante guarda notas de color, digo yo al mejor estilo sommelier, que evocan a Caetano Veloso.

En resumen: actuación marcada por un profundo conocimiento del oficio de trovador urbano, y un delicado y exquisito repertorio. Recomiendo el show de Carlos Piano, en especial a todos aquellos que deseen escuchar a un cantautor despojado de la pesada carga de las viejas y queridas Trova Cubana o Trova Rosarina, sellos que todavía hoy siguen impregnando las voces de los artistas dedicados a este género. No digo que esté mal, porque no es mi idea, ni mi labor, ni mi deseo emitir juicios, pero si digo que toda la personalidad que un intérprete o cantautor puede ofrendarnos desde el escenario, se ve absorbida ipso facto por los indicios vocales de Silvio Rodríguez o Juan Carlos Baglietto, y esta es una decisión estética que algunos cantantes, a 46 años de la fundación del movimiento de la nueva trova cubana, deberían de rever.

No se priven de ir a escuchar a este bajo en la noche, cruzado y gonfaloniero de la canción artesanal y metropolitana.

No se priven de escuchar a Carlos Piano, un trovador en serio.


Rafaél Eléazar Ulloa, crítico de arte